Preguntas frecuentes

1) ¿Por qué a la tortuga caguama del Pacífico se le llama “tortuga amarilla”?

La tortuga caguama presenta una coloración que va del crema al amarillo-naranja en su parte ventral, es decir, garganta, plastrón y parte inferior de las aletas. Es por esto que la gente que vive en Baja California la conoce como la Tortuga Amarilla. En otras regiones se le conoce como tortuga caguama, cabezona o jabalina.

2) ¿Cómo se distingue a la tortuga amarilla del resto de las tortugas marinas?

Esta especie tiene una cabeza muy grande y aletas pequeñas en proporción al resto del cuerpo, a diferencia de las otras tortugas marinas, así como un color distintivo café rojizo en el dorso y amarillo-naranja en el vientre. Los especialistas además consideran lo que se llama caracteres taxonómicos: cinco pares de escudos costales en el caparazón, tres pares de escudos inframarginales en el plastrón, dos pares de escamas prefrontales en la cabeza y dos uñas en cada aleta.

3) ¿De dónde vienen las tortugas amarillas que se encuentran en Baja California Sur?

La tortuga amarilla no anida en ninguna parte del Pacífico mexicano. Las que se encuentran en Baja California Sur nacieron en playas de anidación de Japón, desde donde emprendieron una migración de aproximadamente 11,000 kilómetros hasta su zona de alimentación y crecimiento en el Golfo de Ulloa. Esta es una de las migraciones más largas documentadas para un vertebrado marino.

4) ¿Qué comen?

En general, la tortuga caguama se alimenta de crustáceos (cangrejos y camarones), moluscos (caracoles y ostras) y peces. En particular, en el área del Golfo de Ulloa se alimenta principalmente de la llamada Langostilla Roja, aunque también se puede alimentar de peces y crustáceos en los fondos rocosos.

5) ¿Por qué se concentran en el Golfo de Ulloa?

El Golfo de Ulloa es una zona de alta productividad y biodiversidad debido a las condiciones oceanográficas que favorecen una gran disponibilidad de nutrientes que son aprovechados por animales como la langostilla roja, la cual se llega a presentar en grandes concentraciones que atraen a un gran número de depredadores como tortugas, aves y tiburones. Además, estas mismas condiciones favorecen la presencia de especies de interés comercial como rayas, peces, almejas, abulones, caracoles, calamares, langostas, camarones, jaibas y cangrejos.

6) ¿Cómo saben los investigadores cuál es su ruta migratoria?

Los investigadores han colocado transmisores satelitales a las tortugas marinas, con los cuales pueden seguir de manera remota sus movimientos a corto o largo plazo. En el caso de la tortuga amarilla, los especialistas conocieron la ruta migratoria entre Baja California Sur y Japón al colocar un transmisor en una tortuga que fue liberada en 1996 después de permanecer 10 años en cautiverio. Esta tortuga, la cual recibió por nombre “Adelita”, recorrió una distancia de 11,500 kilómetros a través del Pacífico Norte durante 368 días hasta llegar a la Bahía de Sendai en Japón, donde perdieron la señal del transmisor.

7) ¿Cuánto tiempo permanecen en el Golfo de Ulloa?

Es difícil conocer el tiempo exacto que permanecen en la región porque no hay una manera de seguir a las tortugas desde que llegan hasta que se van, sin embargo observaciones sobre la población y casos como el de “Adelita” nos ayudan a tener una estimación. Las tortugas más pequeñas encontradas en el Golfo de Ulloa han medido 20 cm y las más grandes 85 cm, que es cuando se presume salen de la región rumbo a las playas de Japón. “Adelita” se tardó 10 años en crecer en cautiverio de 30 cm cuando fue encontrada a 83 cm cuando fue liberada, por lo que podemos asumir que, en general, las tortugas amarillas permanecen en el Golfo de Ulloa entre 10 y 15 años, antes de llegar a la madurez sexual y partir hacia las zonas de reproducción.

8) ¿Cuánto tiempo pueden las tortugas aguantar la respiración debajo del agua?

Las tortugas marinas son reptiles, por lo que, aunque vivan en el agua, siempre deben salir a la superficie a respirar. En condiciones normales (nado rutinario, sin presiones), las tortugas marinas pueden permanecer sumergidas entre 15 y 30 minutos. Sin embargo, este tiempo puede cambiar en otras condiciones, como cuando las tortugas quedan atoradas en una red. El pánico y los esfuerzos por liberarse pueden causar mayor consumo de oxígeno y las tortugas pueden ahogarse rápidamente.

9) ¿Cómo se orientan las tortugas durante sus viajes por el océano?

Estudios realizados con tortugas caguamas han demostrado que estos animales son capaces de reconocer cambios en el campo magnético de la Tierra, por lo que usan una “brújula interna” para saber dónde están y si se mueven en dirección Este-Oeste o Norte-Sur, del mismo modo que lo hacen las aves migratorias. Asimismo, cuando se encuentran cerca de las costas, emplean claves visuales, como contornos geográficos, para tener una orientación más fina.

10) ¿Por qué tenemos que proteger a la tortuga amarilla?

Las tortugas marinas han habitado el mundo por más de 100 millones de años y el hombre en su historia reciente las ha puesto en peligro de extinción por sobreexplotación y alteración de su hábitat. Es compromiso de lograr la recuperación de sus poblaciones y evitar su desaparición en regiones donde fueron abundantes, repitiendo el destino de otras especies de flora y fauna que han desaparecido del mundo. En su larga migración por el Pacífico norte, esta tortuga cruza aguas territoriales de tres países: Japón, Estados Unidos y México, circunstancia que impone un compromiso mutuo de estos países para su conservación, ya que se trata de un recurso compartido.

Asimismo, México es país firmante de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT), instrumento internacional que compromete a los países Parte a tomar las medidas apropiadas y necesarias, de conformidad con el derecho internacional y sobre la base de los datos científicos más fidedignos disponibles, para la protección, conservación y recuperación de las poblaciones de tortugas marinas y de sus hábitats.

Las tortugas marinas son parte importante de los ecosistemas marinos mexicanos, por lo que es responsabilidad de todos los actores relacionados con ellas participar en su conservación.